El arte virtual del MoMA se financia con la venta de obras reales

El arte virtual del MoMA se financia con la venta de obras reales

Desde los oscuros días de 2020, han pasado por las luminosas salas del Museo de Arte Moderno de Manhattan muchos menos visitantes que antes de la pandemia. Sin embargo, el museo ha funcionado muy bien en Internet, montando exposiciones virtuales, organizando charlas con sus conservadores y publicando vídeos en YouTube.

Ahora, 29 obras de arte cedidas desde hace tiempo al museo por una fundación solidaria van a ser vendidas para ayudar a financiar una ampliación que atraiga al público virtual.

La Fundación William S. Paley venderá un tríptico de Francis Bacon en el que aparece Henrietta Moraes, amiga del artista en el Soho, un bodegón de Pierre-Auguste Renoir con fresas sobre un mantel blanco y una guitarra sobre una mesa de Pablo Picasso. Una parte de la recaudación se destinará a financiar «los ambiciosos objetivos del MoMA en materia de medios digitales y tecnología y a sufragar nuevas adquisiciones».

Los museos suelen enfrentarse a la polémica si deciden vender obras de sus colecciones.

Pero la fundación creada para gestionar la colección de William Paley, el fundador de la cadena de televisión CBS que fue presidente y luego presidente del MoMA en los años 70 y 80, fue diseñada para darles a ella y al museo más flexibilidad. «Su idea era que pudieran decidir juntos, en un futuro, cómo la fundación podía utilizar mejor los cuadros en beneficio del museo», dijo su hijo, Bill. «No había necesidad de pensar en la controversia porque la fundación es dueña de los cuadros y no tiene ningún impedimento para venderlos».

La fundación quería apoyar al MoMA porque «cada vez hace más cosas en el ámbito digital». El museo podía contar con tres millones de visitantes al año antes de la pandemia. Aunque las cifras aumentaron sustancialmente el año pasado en comparación con 2020, sólo hubo 1,65 millones de visitantes. Pero su página web, su canal de YouTube y sus canales en las redes sociales llegaron a 35 millones de personas.

El tríptico de Bacon se venderá en Sotheby’s de Londres el 14 de octubre, donde se espera recaudar al menos 30 millones de dólares. El Picasso se venderá en Sotheby’s de Nueva York en noviembre por 20-30 millones de dólares, junto con el Renoir, que puede alcanzar hasta 4 millones de dólares.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.